Banalidad, inmediatez y reflexión: lecciones del dospuntocerismo

Un imitador de Quim Monzó manifestándose
El viernes, nos fuimos a dormir con una situación curiosa. Medio mundo se maravillaba del gran salto democrático que había sucedido en Egipto. Aires de libertad, vientos de cambio, aromas de democracia…
Curiosamente, todos hablaban de la gran emoción que sentían al ver caer al segundo dictador en pocas semanas… dejando el relevo explícitamente a los generales.

Pero el domingo amaneció sin todos los sentidos de la gloriosa revolución pacífica. En su lugar se oía un siniestro ruido. Ese tintineo de sables. El tintineo de las cadenas de los tanques avanzando por las calles.

Pues bien. Se han suspendido las dos cámaras parlamentarias, cosa normal ante unas posibles elecciones… Pero lo que resulta ‘curioso’, por no decir siniestro y que tiene una mala pinta tremenda, es que también se haya suspendido la Constitución. Y se mantenga el estado de emergencia (una de las peticiones de El Pueblo® antes del viernes era que se retirase). Y que salga un general anunciando que el proceso va a durar unos seis meses… o hasta que se completen las elecciones, sin decir nada sobre fechas. Además, como en todo buen estado de emergencia, el ejército va a poder legislar por decreto.

En fin, que ya han saltado las primeras chispas entre El Pueblo® y su Ejército (patent pending).

Por mucho que los defensores del papel del dospuntocerismo en las revoluciones tunecina y egipcia, ambas estancadas en una situación extremadamente peligrosa, se afanen en los análisis y predicciones, la realidad es que estamos en una era en que la inmediatez, por muy banal que sea, gana por goleada a la reflexión.

Lo ‘importante’ es soltar un tuit, el que toque en ese momento. Mostrar la adhesion a la causa. Tener la portada de mañana lista hoy a las 11 del mediodía. Pensar, reflexionar, analizar con calma no está bien visto. Porque cuando, por lo general, se acierta, salen los que acusan de agoreros y aguafiestas.
Eso si, los blogs están muertos. Igual que el periodismo, que se limita a soltar primicias en forma de twit y de subtitulo. Breaking News, titulares efectistas cuando no aberrantes y portadas con las noticias de anteayer. Luego, cuando la cosa se calme, ya se cambian los titulares y se rehace el texto.

¿Esto quiere decir que la capacidad de racionalizar, de pensar y de analizar fríamente la realidad también desapareció? ¿Muera la capacidad crítica? Visto lo visto, así lo parece. Luego hay quien pregunta ‘donde están los pensadores’.

Advertisements

4 pensaments sobre “Banalidad, inmediatez y reflexión: lecciones del dospuntocerismo

  1. La veritat és que això d’Egipte té mala pinta. Al cap i a la fi, Mubarak era un home de l’exèrcit, el vicepresident Suleiman a qui va cedir poders poc abans de tocar el dos també, i ara doncs directament ja hi ha l’exèrcit en bloc al pdoer, amb l’ex-ministre de defensa de Mubarak al capdavant. Han sabut gestionar bé la crisi, al cap i a la fi: han fet veure que enderrocaven el president i la mateixa elit ha seguit governant.

    1. “Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi”

      I tothom aplaudint. I ja que hi som, Italia demanant ajut a la UE i dient a Tunis que frenin les pateres a canvi que els tornin a enviar “ajuda humanitaria”. Vergonyós.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s