La trampa de la ayuda

Si alguien aún se preguntaba para qué sirve la “ayuda humanitaria” puede verlo claramente estos días en Túnez o Libia.

Tras las revueltas, que no revoluciones (lo siento, que un cleptócrata huya del país para que el que era el segundo de abordo se ponga en su lugar, no cuela), “el éxodo tunecino” ha provocado que miles de personas salten desde las costas tunecinas a las italianas.

El país europeo se afanó en pedir a Bruselas que restituyera la ‘ayuda humanitaria’ al país norteafricano para ‘reducir el flujo migratorio’ (bonito eufemismo).
Sin embargo, la cosa no solamente aún sigue, si no que aumenta y se ‘multiculturaliza’ con nuevos ‘flujos’ provenientes de Libia.

Y es que en eso consiste la ayuda humanitaria, en millones de billetes que unos reclaman bajo la amenaza de ‘aumentar el flujo migratorio’ para ‘inundar Europa de mano de obra barata’.

La solución tiene un nombre, pero causa ataques epilépticos a según quien.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s