La civilització necessita un Aegis

A partir del paràgraf següent, us poso un extracte d’un article antic. Bàsicament son cites de La confusió (Cicle Barroc) i El Criptonomicón, de Neal Stephenson. Les cites d’aquests grans llibres tracten sobre l’interacció honorable amb els intolerants.

La falacia del “no se pueden usar sus mismas armas porque uno se pone al mismo nivel”, es aquello tan triste de las “batallas honorables”. Usando las palabras de Neal Stephenson en La Confusión, en la escena en que un irlandés salva a su medio-cuñado del mejor espadachín de Inglaterra, que acaba de perforarle el hígado con su estoque:

¡Debes deshacerte de ésta visión ingenua de la violencia! No se puede jugar con sus propias reglas, ya que van a ganar indefectiblemente. Uno no entra en batallas corteses con alguien así. Tienes que coger un puto palo enorme y pegarle con él hasta que muera.

Contra intolerantes y practicantes de la terapia del miedo no hay cuartel que valga. Volviendo a Stephenson, pero esta vez al Criptonomicón, quienes lo hayáis leído recordareis el pasaje en que Enoch le cuenta a Randy la historia de Ares, Atenea y el Aegis. Para los que no, aquí va un extracto. Como resumen por si no quereis leer todo (aunque es recomendable, una frase: la civilización requiere un Aegis. Y, al final, la única forma de luchar contra los cabrones hasta el final es por medio de la inteligencia. El ingenio. Metis.


En lugar de llamar a Atenea la diosa de la guerra, la sabiduría y el macramé, deberíamos decir guerra y tecnología. Y aquí de nuevo tenemos el problema de la superposición con la jurisdicción de Ares, que se supone es el dios de la guerra.

Y simplemente digamos que Ares es un completo gilipollas. Sus asistentes personales son Temor y Terror y en ocasiones Conflicto. Está constantemente en lucha con Atenea aunque, o quizá porque, son nominalmente el dios y la diosa de lo mismo: la guerra.

Heracles, uno de los protegidos humanos de Atenea, hiere físicamente a Ares en dos ocasiones, ¡e incluso en un momento le quita sus armas! Comprenderás que el aspecto más fascinante de Ares es que es un incompetente total.

Un par de gigantes le encadenaron y lo aprisionaron en un recipiente de bronce durante trece meses. Durante la Ilíada, uno de los compañeros de borrachera de Odiseo le hiere. En cierto momento, Atenea le golpea con una roca. Cuando no se está portando como un idiota en medio de la batalla, se está follando a todas las mujeres humanas a las que puede echar el guante, y, ésta es buena, sus hijos
son todos lo que hoy llamaríamos asesinos en serie.

[...]

Atenea es famosa por ser la partidaria de Odiseo, quien, no lo olvidemos, es el tipo al que se le ocurre la idea del caballo de Troya. Atenea guía tanto a Odiseo como a Heracles por sus aventuras, y aunque los dos son excelentes luchadores, ganan la
mayor parte de sus batallas por medio de la astucia o (menos peyorativo) metis. Y aunque los dos se ven implicados con facilidad en actividades violentas (a Odiseo le gusta definirse como "saqueador de ciudades") está claro que se les tiene en oposición al tipo de violencia idiota y salvaje que se asocia con Ares y sus retoños; el mismo Heracles en persona libera al mundo de algunos de los hijos psicópatas de Ares.

[...]

Ten en cuenta que su arma más famosa no es su espada, sino su escudo Aegis,
y Aegis lleva una cabeza de Gorgona, así que cualquiera que la ataque corre el peligro de transformarse en piedra. Siempre se la describe como tranquila y majestuosa, dos adjetivos que nadie jamás aplicó a Ares.

[...]

—Admitámoslo, Randy, todos conocemos a tipos como Ares. El patrón de comportamiento humano que produjo que la representación mental interna conocida como Ares apareciese en las mentes de los antiguos griegos nos acompaña hoy, en la forma de terroristas, asesinos en serie, disturbios, pogromos y agresivos dictadores de hojalata que resultan ser militarmente incompetentes. Y sin embargo, a pesar de toda su estupidez e incompetencia, gente como ésa puede conquistar y controlar grandes regiones del mundo si no encuentran resistencia.

[...]

—Si se quiere que los adoradores de Ares no acaben controlando el mundo alguien tiene que ejercer violencia contra ellos. No es muy agradable, pero es un hecho: la civilización requiere un Aegis. Y, al final, la única forma de luchar contra los cabrones hasta el final es por medio de la inteligencia. El ingenio. Metis.

[...]

¿Sabes por qué ganamos la Segunda Guerra Mundial, Randy? Bien, la respuesta corta es que ganamos porque los alemanes adoraban a Ares y nosotros adorábamos a Atenea.

Al final serà la religió…

Anuncis

Un pensament sobre “La civilització necessita un Aegis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s