Clictivismo 2.0

iCazuel™. Incluye Güifi y Blutú
iCazuel™. Incluye Güifi y Blutú
Eh, pssst… Joven indignado. ¿Estas hasta el gorro de que te quiten tus derechos? Si, esos que, según te contaron en un programa de televisión que nunca recordarás, garantizaban la felicidad, un BMW 320 y una tele de plasma en el salón, y todo ello sin salir de casa.

¿Fuiste a estudiar a Londres para ser alguien, acabas de descubrir que simplemente eres uno más, que el tiempo en Londres es una mierda y que se está mucho mejor en las playas del mediterráneo?

¿Estudiabas pa abogao y sólo encuentras trabajo de limpiacristales? (minuto 2:30)

¿Estás harto de tener que salir de tu casa casa de tus padres a protestar en domingo, con lo bien que se está en el sofá viendo la liga de fútbol de Vanuatu?

Pues bien, ahora puedes luchar por esos derechos de una nueva modo ¡Sin salir de casa! Tan solo tienes que pillar tu ejmarfon con Android y descargarte la aplicación Caceroladator.

Una vez con tu cacerola 2.0 instalada, no tendrás que bajar más a la calle a sudar… a menos que quieras ir a hacer unas cañas o unas tapitas de sepia con los coleguitas… Tan solo deberás iniciar la aplicación y agitar el teléfono para crear un estruendo digno de cualquier manifestación que se precie.

Ah, y también la puedes usar cuando mamá se retrase en servirte el desayuno, o para protestar el día en que por fin vea la luz y te eche de casa a los 36 años.

Olvídate de acarrear pesados utensilios de cocina. Tendrás todo lo que necesites en tu terminal móvil de última generación. Y por si te cansas, la aplicación incluye botón de “Play/Pause” para que no tengas que hacer el pesado esfuerzo de mover el cacharro. ¡Dale a un botón y olvídate de todo lo demás!

Recuerda, joven indignado, Caceroladator. Porque todo es más fácil con eso del Internéls.

Consultoría pragmática #10: Reforma de la ley electoral

Padres de la Constitución® en sesión constitutiva
Padres de la Constitución® en sesión constitutiva
Quien me conozca sabe mi aversión a la actualidad de la piel de toro. Hoy, amigos, tenemos otro caso práctico. Se trata de la Reforma de la Ley Electoral.

Primero el Ministro del Interior candidato socialista que militarizó a civiles por hacer huelga, y ahora, nada más y nada menos que, redoble de tambores, ¡uno de los Padres de la Constitución! proponen cambios en la ley electoral.

Estos dos elementos, significativos y parte de un grupo mayor de elementos, hicieron una Constitución hace 33 años, y la blindaron. No tengo ganas de empezar a rebuscar los artículos en cuestión, pero os animo a que lo hagais. Es virtualmente imposible cambiarla.

¿Ahora me vienen con una reforma de la ley electoral? ¿Peces-Barba va a proponer reformas para la ley electoral? ¿En serio un señor de 73 años va a diseñar la ley electoral del futuro?
Continue reading

Revoluciones… y revoluciones…

Ayer leí un articulo de Ilana Mercer en la que hacía una breve comparación entre las revoluciones Francesa y Americana, comentando un libro de Burke en el que trata el caso francés de una sustitución de la monarquía por la “mobocracy“, que vendría a ser algo como ‘masacracia’.

Hay muchas diferencias entre las dos revoluciones, por ejempo, la Revolución Americana se produjo, básicamente, tras años de restricciones, abusos e injusticias contra los colonos ingleses, que el buen Thomas Jefferson supo enumerar de forma magistral en la Declaración de Independencia. Básicamente, y de hecho la chispa que acabó por prender la pólvora, fueron los impuestos sin representación.

Continue reading

De burbuja en burbuja, hasta la debacle final: el titulismo

Nueva Diplomatura del Espacio Universitario Ejpañó.
Nueva Diplomatura del Espacio Universitario Ejpañó.

La “generación más preparada de la historia” tiene en su mochila una tremenda cantidad de títulos, másters, postgrados, cursos y demás. Pero tan solo una mínima parte de esa generación habla más de dos idiomas. Muchos menos hablan más de tres. Y ahora están tomando las calles porque acaban de descubrir que la burbuja de la titulitis les explotó en las narices.

El pasado no muy lejano del País Llamado EH!paña, Zombieland para los amigos, lo conforman una legión de analfabetos que lucharon para que sus hijos pudieran tener lo que ellos nunca tuvieron: una educación.
A su vez, los hijos lucharon para que sus propios hijos tuvieran lo que ellos no pudieron tener. Una educación de calidad, y a poder ser, libre de curas sodomitas.

Y empezó la burbuja de la titulitis. Como no hace ni dos generaciones los analfabetos eran legión, en el País Llamado España no eras nadie si no tenías un título. Y lo ilustra ese gran filósofo, retratista de la realidad del país, que es Chiquito de la Calzada: “todo el mundo tiene el graduado escolar, ¡y tu tienes una etiqueta de Anís del Mono®!

Todos rieron la gracia, para dos minutos después soltar lo de “pues yo tengo un máster en…

Años después, los felices propietarios de una carrera universitaria, dos MBA, cuatro PhD y un par de Bullshits de la Universidad de Verano de Valdebellotas, descubrieron que esos títulos servían para poco más que para usarlos de reserva de emergencia en el retrete, ya que cuando iban a buscar trabajo más allá de la docencia o de un puestín en la misma universidad (y tengo familia con este caso), les pedían ‘experiencia’.
Y claro, con toda la juventud destinada a conseguir títulos para ser ‘alguien’, se olvidaron de ‘las prácticas’… y acabaron consiguiendo otro post-grado, esta vez de freír patatas deluxe en el McDonalds.

La burbuja de la titulitis ha creado una masa de miles de jovenes no sólo sobradamente preparados, si no dotados de unas infulas tremendas de superioridad, que ahora están descubriendo que una licenciatura no te garantiza trabajar “de lo tuyo”. No hay más que ver el vídeo siguiente, a partir del minuto 2:30 para abreviar (aunque ver el vídeo entero es recomendable).

La Generación con Más Títulos de la Historia® de EH!paña, que es una cosa muy diferente a la generación más preparada, acaba de descubrir que ahora, para conseguir un trabajo, tienen que retocar sus currículums y eliminar algunos de los logros y títulos, porque no les sirven para nada.

Una vez reventada la burbuja, y tras haber pasado unos años “disfrutando y pasándoselo bien”, quieren volver ‘con los amigos’. Piden derechos y se quejan de la vergüenza que les supone tener que trabajar de ‘limpiadores’ cuando habían estudiado para abogados. Reclaman que les devuelvan el dinero de la apuesta que hicieron y les ha salido mal, pero ni tan siquiera se plantean dar el salto y montar su propio tinglado, o seguir ‘exiliados’. Quieren volver a EH!paña, porque el tiempo en Londres es una mierda.

Querían volver como sus predecesores, creyendo que habiendo estudiado “en el extranjero” les iban a otorgar un mayor reconocimiento e iban a conseguir muchas mejoras. Pero por el contrario, descubrieron que el reconocimiento no se consigue esperando que te lo den los demás ni llenando la pared de papeles.

Como dice la Biblia, ese libro tan malinterpretado, “por sus actos les conoceréis”. Y así va el país.

Amén.

Foto sacada del fotolog de Kike Canteras


Flattr this

Consultoría pragmática #5: el intelectual orgánico

Tras el desayuno vino la cena, y tras la cena, la merienda de negros subsaharianos. Y obviamente, tras tanto zampar y zampar, ahora viene la indigestión.

Prólogo y análisis de la realidad para los que no quieran seguir el enlace:

Una vez hecho el recordatorio de los hechos a tener en cuenta, sigamos.

Resulta que un abogado recibió la hizo la llamada de la selva al Presidente de la Academia, Alex de la Iglesia, que además de hacer de Platón en su Academia, también es invitador de desayunos y asistente de saraos varios. La idea: trabajar por El Bien Común© y hacer una propuesta para ejem-enmendar-ejem lo in-enmendable: la Disposición Final famosa.

Tras comentar su idea al resto de invitados a los desayunos platónicos, por aquello de la representatividad otorgada por alguien que no fueron ellos (y ya sabemos que el halago debilita), éstos se desmarcaron rápidamente… aunque no lo suficiente, ya que cierta emisora radio hizo su propia sesión de wikileaking y anunció que se había llegado a un acuerdo de mínimos (que por cierto es una mierda de expresión) entre Los Internautas© y El Gobierno©.

Y entonces todo el mundo empezó a disparar y se dió el fenómeno “niebla de guerra“, que causa tremendas bajas en todos los bandos debido al ‘fuego amigo’, ya saben, cuando todos disparan contra todos.

En fin, que ahora todos se desmarcan: “yo no quería“, “a mi me liaron” o el más mejor: “dilo tu, que a mi me da la risa“.
Pero mientras pasa esto, mientras Los Internautas© los que se metieron en el fregao se dedican por un lado a lanzarse de todo y por el otro a esquivar proyectiles de los demás, el proceso sigue su curso, invisible a miradas y a preguntas.

Todo esto nos trae a colación el concepto del “Intelectual Orgánico”, en adelante IO. El IO es aquel intelectual que,

aun proveniendo personalmente de una clase superior, puede optar por el compromiso con la condición de los más desfavorecidos, trabajando intelectualmente para ellos como intelectual orgánico, lo que incluye su desclasamiento.

Este fragmento de teoría marxista se podría resumir, usando palabras del mismísimo Marx, en tan solo tres palabras: El Tonto Útil, en adelante Tonto Útil©. Son aquellas

personas que al luchar por un ideal pueden transformarse en instrumentos de otros grupos políticos.

Por lo general, una vez terminan su labor, acababan fusilados, disfrutando de una visita guiada a Siberia o crucificados colectivamente (e incluso así seguirán los problemas).

Es exactamente lo que le está sucediendo, mientras escribo éste post, a Brian de Nazareth David Maetzu, que está siendo acribillado por todos lados, acusado de colaboracionista, de censor, de destructor del p2p, del terremoto de San Francisco y del cambio climático antropogénico.

El lado bueno de la crucifixión es que mueres al aire libre.
Pero mientras los Tontos Útiles© del Frente del Pueblo Judaico, el Frente Popular del Pueblo Judaico, el Frente Popular de Judea y la Unión Popular de Judea sigan intentando arreglar algo que ni tan solo debería existir, y se dedique a fusilar al que, hasta hacía dos días era su colega y compañero de armas, dos o tres que ya sabemos estarán riéndose en algún despacho, para luego seguir realizando labores de propaganda, manipulación de la opinión pública y maniobras de distracción, consiguiendo que las hojas no nos dejen ni siquiera ver el árbol. Y si ni vemos el árbol, no podremos ver el bosque.

Por cierto, a pesar que sea una muerte lenta, horrible y dolorosa, la crucifixión es al aire libre. Vayan pasando, alíniese a la izquierda, una sola cruz por persona.



Flattr this

Criterios de civilidad

¿Que si vivimos en un País Civilizado? Me encanta que me hagas esta pregunta...
Para que un país tenga el estatus de País Civilizado hacen falta ciertos criterios. Last but not least, que el sistema político, a poder ser, sea democrático (una República estaría muy bien).

Pero hay otros que había que conseguirlos tiempo atrás en la historia. En plan tradición. Como en Tradición Democrática®. Entre éstos, y no menos importantes, están la gastronomía, la cultura propia, la música tampoco está mal, tener sentido del humor…

Pero uno de los más importantes, es la capacidad de los habitantes del país candidato a sublevarse contra sus propios dirigentes en caso de abuso.

Si vamos atrás en la historia, por ejemplo hasta la República Romana (por lo de civitas y eso), podemos ver que cualquiera de los cargos electos tenia un gran impedimento para aplicar la Redistribución de la Riqueza® a sus anchas, es decir, robar pasta pública y/o beneficiarse y/o abusar de sus gobernados. Y ese impedimento era que, de camino al Senado o a su lugar de trabajo, podía encontrarse con cualquier hijo del vecino que le partiera o partiese la cara, o en el peor de los casos, enchufara la puñalada trapera.

Y eso aplicaba desde el aedil más tirado hasta los mismos Cónsules de la República. Y si no, que le pregunten a Julio Cesar.

Pero el tiempo pasó, las estructuras de gobierno se complicaron y los eslabones más altos de la cadena de mando fueron aislándose más de la base popular, más que nada para protegerse la faz.

Y entonces subió al trono de Inglaterra un tal Carlos I que, entre otras cosas, tiene en su poder (aún) el récord de ser el Rey de Inglaterra más bajito de la historia (as seen on Wikipedia).

El padre de Carlos, Jacobo I (conocido como el tonto más listo de la Cristiandad), creía firmemente en los Derechos Divinos® de los reyes, o lo que es lo mismo, en que Dios mismo ungía como Rey a quien le salía de las barbas, y sus designios, aún cuando eran inescrutables, también eran infalibles.

Pero Carlos no era como su padre. Creía, como él, firmemente en sus derechos divinos y, además, era un sobrado. Cuando necesitaba dinero, empezaba a poner multas a diestro y siniestro, hasta que el Parlamento le dijo que “ya vale”. Así que Carlitos disolvió el Parlamento y gobernó en la forma de monarca absolutista durante 11 años. A parte, impuso a los escoceses un nuevo libro de plegarias, lo que propició que Escocia invadiera formalmente Inglaterra.

Finalmente, Carlos se presentó de cuerpo presente en el Parlamento, acompañado de 300 soldados, para arrestar a 5 parlamentarios que le llevaban la contraria.

Siguiendo la tradición de la dinastía Tudor
Y así fue como, junto con otras muchas razones, empezó la Guerra Civil de Inglaterra. Tras cuatro años de escaramuzas entre, por un lado el bando de los leales a Carlos y a la monarquía, y por el otro una alianza entre el Parlamento inglés y Escocia, Carlos tuvo que rendirse… pero prefirió hacerlo ante los escoceses que rebajarse a una rendición ante el populacho.

Finalmente, Carlos fue juzgado y condenado a morir al estilo Tudor, esto es, por separación súbita del cuerpo y la cabeza mediante aplicación de la ley de la gravedad en un hacha.

Le cortaron la cabeza el 30 de enero de 1649 por haber declarado,

de forma maliciosa y a traición, la guerra contra El Parlamento® y El Pueblo® en él representado.

El líder de la revuelta, el puritano Oliver Cromwell, hizo una reforma democrática consistente en sustiruir la monarquía hereditaria por el título de Lord Protector y Capitán General de la Commonwealth, que, casualidades de la vida, acabó recayendo en él mismo y también de forma hereditaria.

Ya en 1661, tras la restauración de la monarquía con Carlos II y tres años tras la muerte de Cromwell, el hijo del rey descabezado le quiso organizar un reconocimiento póstumo y público, en reconocimiento por los servicios prestados al país, así que el cuerpo de Cromwell fue exumado, encadenado y decapitado, permaneciendo su cabeza clavada durante 20 años en una pica en los alrededores de la abadía de Westminster.

Y todos conocemos la historia posterior de Gran Bretaña, el Imperio Británico o Inglaterra, país que ha sido capaz de juzgar a unos cuantos de sus reyes por traición, y como vemos, de llegar hasta el final.

Quand vous allez pop n'ya pas d'arrêt (lema no oficial de La Revolución®)
Luego también tenemos países como los Estados Unidos de América, con los casos de Abraham Lincoln y John Fitzgerald Kennedy.

También Francia con su propia revolución, aunque con mejoras tecnológicas: en lugar de aplicar violencia mediante hacha à la Tudor, y como había mucha tela que cortar (y por que negarlo, a causa del chauvinismo francés), automatizaron un poco el proceso en lo que fue uno de los primeros pasos de la Revolución Industrial, lo que permitió aumentar la productividad y, tras pasarse por la piedra a Luis XVI y María Antonieta, la cosa se fué un poco de las manos y quedó en un stock total de entre 11.000 y 44.000 decapitados. 500 arriba, 500 abajo…

Durante el proceso, hubo más de uno que hizo el comentario de

Ésto es un no parar…

Pero como decía al inicio, las tradiciones había que crearlas hace ya años. En España EH!paña Zombieland tuvieron su oportunidad con Alfonso “el piernas” XIII, que en olerse el percal, decidió exiliarse.

Aún así, las Cortes de la República Española se limitaron a declararlo fuera de la ley, privarlo de paz jurídica, degradarlo de todas sus dignidades, derechos y títulos y requisarle todos sus bienes. Vamos, que le dijeron que no le ajuntaban.

La sentencia de las Cortes de la Segunda República Española constata, otra vez, que España siempre fue un país de Señoritos y que El Pueblo® nunco tuvo la resolución suficiente como para llegar hasta el final, el requisito que te otorga el reconocimiento de por vida como un País Civilizado y te separa de los pueblos bárbaros.

La Historia no perdona, y cuando se pierden algunas oportunidades, es imposible volver subir al tren.

Las hojas no dejan ver el árbol

Vuestra falta de apoyo resulta molesta

Hoy que he tenido turno de mañana, tenía miedo de perderme el percal de la aprobación de una ley mediante la no-votación en el Congreso de los Diputados. Bueno, más o menos…

Total, resulta que llego a casa y, de camino, oigo en la radio que la votación se suspende hasta eso de las 21h, con partidos de fútbol en marcha. Supongo que por seguir con lo del pan y circo.

Lo que me ha, digamosle, molestado, mosqueado, asqueado, y otros adjetivos similares, es a primera hora de la mañana, en los programas matinales decían que “La Ley Sinde se vota hoy en el Congreso“.
Tal y como he corregido mediante correo electrónico al “programa líder de audiencia de las mañanas” (y como todos se adjudican el título, vete a saber a quién le mandé el email), la Ley de Economía Sostenible, junto con su Disposición Final, se iba a aprobar en una Comisión de Economía, sin debate ni votación en el Parlamento.

Luego, ya de vuelta a casa, podía escuchar a los tertulianos, entre ellos a un director de cierto nuevo periódico 100% digital, decir que “aunque algo falla, no hay para tanto y hay que proteger los derechos”. No ha especificado cuales ni de quien, así como tampoco ha demostrado saber qué más implica dicha Disposición Final, especialmente los “órganos administrativos designados por la industria cultural que tendrán potestad para clausurar webs sin necesidad de mandato judicial” y las posibles aplicaciones a medios de información digitales.

En fin. Otra más de periodismo de investigación en ese país llamado Zombieland, en que mientras un grupo de zombies se dedica a agitar unas cuantas ramas con muchas hojas, el resto es completamente incapaz de ver, ya no el bosque, si no un solo árbol.

Post Data: todo este post ha sido una excusa barata para colar la foto de Darth Sinde. La vi esta mañana y me enamoré. De la foto.


Foto: EFE

Pasando de todo

Vengo en son de paz
Mañana está prevista la aprobación en comisión extra-parlamentaria de la Ley de Economía Sostenible.
Concretamente, se aprobará en una Comisión de Economía.

¿Por qué? Pues porque el PSOE necesitará mayoría absoluta de 176 diputados, ya que la ley viene acompañada de una norma complementaria de carácter orgánico, que modifica la legislación relativa a la formación profesional, Educación y Poder Judicial. Y podría no tener esos 176 votos.

¿Qué quiere decir todo esto? Pues que el Gobierno de EH!paña Zombieland se saltará otra vez, por sus caras bonitas, la legalidad vigente de su propio país y legislará por decreto, sin necesidad que las SS, Sus Señoridas (con “d” de desvergüenza e imitando a Chiquito de la Calzada, ese gran exponente del país) justifiquen sus blindados sueldos y pensiones teniendo que votar la cosa. Como en cualquier país de dudosa legalidad democrática. ¿Que dicen? ¿Que el proceso es legal? Si, si. Legalísimo. Tan legal como las elecciones en Cuba. Tubo bom, tudo legal meus amigos.

La verdad es que todo el rollo me recuerda a los viejos tiempos, cuando se vendía gato por liebre y se intentaban colar directivas europeas sobre software en la Comisión de Agricultura, o las Enmiendas Torpedo que se votaron en pleno verano

¿La diferencia? Pues que Europa contiene algún país más o menos civilizado. Por el contrario, los sucesivos Gobiernos de EH!paña siempre han seguido una constante: no respetar ni sus propias normas. Desde 1492. Y no me negareis que el slogan no está chulo…

Pasando totalmente de vuestra puta cara desde siempre. Gobierno de España.

Creo que lo voy a registrar.

En fin, que como ya decíamos muchos y se ha demostrado, las Disposiciones finales de la Ley de Economía Sostenible son obra exclusiva del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, actuando en nombre de la industria del ocio y del entretenimiento de dicho país.

Podría poner los cientos de razones, mías o de la multitud de voces de la blogsfera, por las que la LES en si misma es extremadamente nociva, sin tener en cuenta el fondo del quién y cómo se ha redactado y el método de aprobación. Pero sería un “os lo dijimos” muuuuy largo.

Si mañana todo va mal y se aprueba la LES, habrá que dar un giro y, como siempre recordaba el Sargento de Marines Shaftoe, demostrar un poco de adaptabilidad.